Usted no es una persona decente.

22049910_10155786991764839_3619769384441753659_nSe escandalizaba usted señor M. Rajoy cuando P. Sánchez le llamaba indecente. Para mí es suficiente aquel “Luís sé fuerte” para calificarle de esta manera y, por tanto, me parece lógico el comentario de Sánchez. Pero, por si acaso, no ha tardado usted en terminar de darle la razón. Quizá es demasiado osado por mi parte hablarle directamente en primera persona pero creo que ante lo sucedido el pasado domingo la osadía toma una nueva dimensión. Hace ya once años que ustedes consiguieron la anulación de la reforma del Estatut de Catalunya, quizá entonces no sabían qué clase de mecha estaban encendiendo con ese primer paso. Desde entonces, y sobretodo cuando llegaron al gobierno, no han hecho más que agravar el problema, incentivar el odio y agrandar la brecha haciendo que el independentismo pase de apenas un 14% a valores cercanos al 50%. Es su responsabilidad señor Rajoy que haya crecido a la mitad de la población el número de personas que quiere marcharse. Las multitudinarias manifestaciones y protestas que han hecho crecer esta cifra se han sucedido tras cada una de sus nefastas y poco inteligentes respuestas. Pero la última pasa de poco inteligente a suicida, bárbara y absurda. A usted le ofendió que le llamaran indecente, pues bien, yo creo que una persona decente no ordena ni permite agredir a compatriotas desarmados y con los brazos en alto, a compatriotas que no están provocando ningún altercado ni desorden público, no provoca la confrontación de dos cuerpos de seguridad del mismo estado. Una persona decente dimitiría siendo el máximo responsable de lo ocurrido. Usted ni siquiera se ha dignado a pedir disculpas. Usted no es una persona decente.

Anuncios